Archivo de la etiqueta: Suárez

El Madrid obligado a ganar

El ‘Clásico’ llega este sábado con urgencias máximas para el Real Madrid que ve como el Barcelona está a 11 puntos de distancia ahora mismo (con un partido más) y con la tranquilidad de que pase lo que pase seguirá siendo líder destacado del campeonato. El Madrid por su parte tendrá que hacer frente al cansancio que le ha supuesto el Mundialito de Clubes y que puede provocar bajón físico durante el trascendental partido.

El Madrid parte como favorito, tiene la necesidad de ganar, con el público a su favor, y con una plantilla bastante superior a la del Barcelona, por mucho que la clasificación diga lo contrario. Pero en el Barcelona juega Messi, que tiene tomada la medida al Madrid (es el máximo goleador de la hsitoria de los clásicos) y al Bernabéu y puede cambiar él solo el devenir del partido. Pero en condiciones normales el Madrid es favorito total para un partido que puede dejar fuera de la liga al Madrid cuando no se lleva disputado ni la primera vuelta del campeonato. Valverde es muy consciente de eso y alineará a cuatro centrocampistas para intentar hacer frente al poderío blanco en la medular y marcar con especial atención a un Isco que a día de hoy es el elemento diferencial del Madrid con diferencia.

Zidane se guardará la carta de Gareth Bale para la segunda parte para intentar aprovechar el cansancio de los titulares y aprovechar los posibles espacios que puedan aparecer. Valverde perdió a su principal revulsivo arriba que era Alcácer, y Deulofeu se lesionó esta misma semana por lo que unidos a la baja de Dembélé deja con muy pocos efectivos el frente de ataque de un Barcelona que con Messi y Suárez recuperando su mejor nivel tratarán de asaltar por segundo tercer año consecutivo el Santiago Bernabéu y dejar al Madrid fuera de la lucha por la Liga.

El Sevilla aguantó lo que aguantó el físico

El partido de ayer fue una obra de arte, la primera parte del Sevilla fue sublime, fue una apisonadora que tuvo al Barcelona contra las cuerdas en varias ocasiones y que se pudo ir al descanso con una renta de al menos dos goles y terminó empatando al borde del descanso merced a una obra de arte de nuevo de Messi. De no ser por ese gol sobre la bocina del descanso el partido hubiese cambiado mucho, el despliegue de los hispalenses fue enorme y verse a los vestuarios empatados a goles les hizo perder un poco la fe.

Aun así lo intentó al comienzo de la segunda pero ya el Barcelona se había hecho dueño del partido gracias a un Messi omnipresente que comenzó a repartir asistencias a todo el compañero que se desmarcara, Suárez anotó el segundo gol pero tuvo varias ocasiones clarísimas de gol que desaprovechó al igual que un Neymar que comenzó la segunda parte muy activo pero que fue desapareciendo poco a poco a medida que avanzaba el crono. Por su parte el Sevilla acusó el desgaste de la primera parte sin recompensa ya que acorraló al Barcelona no le concedió ni media ocasión y aun así iban empate (está claro que a Messi no se le puede dejar ni media ocasión).

Sampaoli planteó una encerrona perfecta que sólo un hombre pudo desatascar, pero está claro que con partidos así el Sevilla va a ser un rival temible y muy difícil de ganar, un equipo que presiona arriba sin descanso y que sabe salir rápido con la pelota para hacer daño cuando el rival está descolocado. Mucho mérito haber tenido al Barcelona 45 minutos contra las cuerdas y haber intentado un arreón final donde pudo haber penalti de Umtiti sobre Correa en la última jugada.

Las vueltas de Neymar

La futura o no renovación de Neymar por el Barcelona está trayendo muchísima cola. Ayer saltaban noticias de que aceptaría la propuesta del PSG de dentro de un año, minetras que los periódicos españoles afirman que su renovación por el Barcelona es cuestión de días. Creo que el jugador tiene bastante claro su futuro y que de be hacer con él, pero su padre no opina lo mismo, y la comisión por ir al PSG es muy jugosa.
 
El futuro de Neymar en el Barcelona parece brillante, forma junto a Messi y Suárez el mejor ataque de la historia, ha ganado 7 de los 9 títulos a los que aspiraba en los últimos dos años, y ya ha entrado en la lucha por el balón de oro siendo bronce este mismo año. Está en el lugar adecuado para seguir creciendo y engrosando un palmarés que con 23 años ya es envidiable. 
 
Irse por tanto del Barcelona no parece muy acertado en lo deportivo, pero es cierto que económicamente a día de hoy nadie puede competir con el PSG, pero su proyecto deportivo no es ni por asomo del calibre del Barcelona, ni la League 1 tiene suficiente nivel para un Neymar que ha demostrado estar ya a la altura de los mejores del mundo. Sólo tomar una mala decisión de cara a su futuro podría provocar que una carrera que avanza brillante se deplome, y no sería el primer brasileño que por este tema desperdicia una carrera prometedora.

La más dulce de Simeone

Siete partidos seguidos llevaba Simeone claudicando ante el Barcelona de Luis Enrique, su particular bestia negra, aunque en los dos últimos partidos sólo las rigurosas expulsiones habían privado a los de Siemone de un resultado mejor. Pero ayer se vio a un Atlético con un control sobre el partido como pocas veces se había visto. No se puso nervioso por ir detrás en la eliminatoria, cercó el arco de Ter Stegen pero sin volverse loco (sabedor de las contras del Barcelona con la MSN arriba), y acorralar al Barcelona hasta que Griezmann plasmó en el marcador la superioridad atlética, y asegurar llegar así al descanso.

A partir de ahí el atlético supo manejar bien su superioridad en el marcador (con algún lógico momento de agobio) limitando el ataque del Barcelona a alguna genialidad de Messi, Neymar o Suárez. Aún así la ocasión mas clara fue el cabezazo al larguero de un Saúl que debe tener dos pulmones más que el resto de los mortales porque no es normal lo que corre ese chaval(además de dar una asistencia soberbia con el exterior en el primer gol). Aún así la tensión de un gol del Barcelona acechaba en el Calderón pero este Atlético aprovechaba cuando podía para salir a la contra, y en una de estas Filipe se hizo un grandísimo eslalon para asistir a Griezmann para empujarla pero Iniesta cortó el balón deliberadamente con la mano (nadie se explica porqué no fue expulsado) y se pitó penalti que el propio Griezmann transformó.

Con el 2-0 en Calderón estaba eufórico pero un minuto después un Iniesta que debía estar expulsado (al igual que Suárez y Neymar por agresiones escandalosas) provocó una mano de Gabi dentro del área que el árbitro marcó fuera. Messi falló el lanzamiento de la falta y el resto es historia. El atlético volvía a eliminar al Barcelona y se colaba entre los cuatro mejores de europa por segunda vez en tres años, y se convierte en el rival a evitar en el sorteo del viernes. Este Atlético llega muy bien al final de temporada y con opciones tanto en liga como en Champions, ojito.

La gran Final

Llegó el día de la final de la Champions y la ilusión por parte de Barcelona y Juve es enorme. Es cierto que los italianos llegan en su paple preferido, el de víctima pero todos sabemos lo peligrosso que pueden ser y el Barcelona por su parte llega con un Messi en modo imparable y Suárez y Neymar muy enchufados. El favorito sin duda es el Barcelona, que a priori va a monopolizar el balón a su antojo, y si sabe llevar bien el ritmo del partido y limita sus pérdidas no debería tener ningún problema en llevarse el partido.

Por mucho que la Juventus confíe su partido al efecto Morata está claro que su centro del campo va a ser fundamental para poder llevarse la victoria, si Pogba está ya recuperado totalmente y Vidal y a Marchisio les aguantan las piernas sostendrán al equipo y podrá aparecer el mago Pirlo para dar criterio y orden a la Vechia Signora.

Lo curioso de esta final es que gane quien gane habrá triplete por lo que los dos tendrán que saber jugar el papel de la ansiedad, aunque creo que el Barcelona tiene más experiencia en este tipo de partidos y se llevará el gato al agua. Sólo espero que el partido sea un bonito espectáculo y que Messi decida como en los últimos partidos marcar un golazo de esos de leyenda para levantar a todos los espectadores.