Archivo de la etiqueta: Título

Nuevo derbi europeo

La pretemporada llega ya a su fin y comienzan los grandes partidos y el de este miércoles entre Real Madrid y Atlético es uno de los platos fuertes de la temporada. El ganador de la Champions y el ganador de la Europa League se la juegan en un estadio ridículo elegido por una UEFA que debería dar explicaciones por tal designación que hace imposible disfrutar al máximo de este espectáculo y priva a los clubes de su bien más preciado: el apoyo de su público.

Pese a todas las complicaciones de la sede ambos equipos llegan con sensaciones contradictorias, el Madrid tras el palo que supuso la marcha de Cristiano rumbo a la Juve y no haber realizado fichajes de renombre, se sobrepuso a su primera derrota ante el Manchester United y ha ganado sus últimos tres encuentros amistosos con buenas sensaciones y el optimismo impera su expedición. El Atlético por su partía ha formado la mejor plantilla de su historia pero las lesiones y la tardía incorporación de sus internacionales no le han permitido brillar tanto como le hubiese gustado a su técnico Simeone que apenas ha podido contar con Griezmann Costa y Lucas en el equipo.

Será una buena ocasión para ver en partido oficial al fichaje más caro de la historia del Altético, Thomas Lemar, que ha dejado buenos detalles en lo poco que se le ha podido ver. En el Madrid el morbo estará en la portería ya que el fichaje de Courtois y sus posteriores declaraciones han escocido en la parroquia colchonera y su rivalidad con Keylor Navas por el puesto de titular también será la comidilla de cada fin de semana para Julen Lopetegui a lo largo de la temporada, y este partido puede ser el indicativo de su hoja de ruta.

La Juventus arregla el estropicio

Parecía que el partido en el Giuseppe Meazza estaba resuelto en el minuto 12 de partido, cuando ya con el gol de Douglas Costa en el marcador, el árbitro pedía el VAR y terminaba expulsando correctamente a Matías Vecino tras una entrada salvaje a Mandzukic. Este panorama dejaba helado a los aficionados del Inter y a los del Nápoles, que veían que la Juventus iba a ganar plácidamente en su salida más complicada para tratar de recortar puntos.

Pero la segunda parte (la primera acabó con un gol anulado a Matuidi correctamente por fuera de juego) empezó el Inter como un vendaval. Primero fue Icardi el que conectó un cabezazo a la red de Buffon y con el subidón, Perisic dribló a Cuadrado para centrar con veneno al área juventina y Barzagli eterminó introduciéndose el balón en su portería. Estalló el Meazza y en Nápoles se frotaban los ojos, esta derrota hacía que dependieran de ellos mismos para levantar la Serie A.

Pero en sólo seis minutos, los que transcurrieron del 83 al 89, Cuadrado e Higuaín frustraron a los hinchas interistas y bajaron de la nube a los napolitanos como mejor saben hacer, en los últimos minutos, con el partido más trabado posible y llevándose una victoria que vale un título. Y vaya si fueron conscientes que lo celebraron como si de una final se tratase al pitar el árbitro el pitido final. Aún queda la salida al Olímpico ante la Roma, pero esta Juve quiere la séptima consecutiva.

El Nápoles no se rinde

Espectacular final ayer en el partido por el título de la serie A en el Juventus Stadium. El Nápoles segundo a cuatro puntos de la Juventus, venció en el último suspiro gracias a un cabezazo inapelable de su central Koulibaly, que le vale para colocarse a un solo punto de los bianconeri y apretar las últimas cuatro jornadas de la liga. Conseguían así los de Sarri ganar el partido y salvar el match ball por una Serie A que se ha convertido en el único campeonato con un final de emoción de las grandes ligas.

Aún así la Juventus sigue con ventaja, pero sus cuatro jornadas son más complicadas que la de su perseguidor napolitano. Los de Allegri visitan el Giusseppe Meazza este fin de semana para medirse a un Inter que se está jugando entrar en Champions League contra los dos equipos de Roma. Además se enfrentará en casa ante el Bolonia y después visitará el Olímpico, donde le esperará la Roma, que puede estar clasificada ya en ese momento para la final de la Champions y con la moral por las nubes, mientras que en la última jornada recibirá al Hellas Verona.

El Nápoles por su parte recibirá la Fiorentina en San Paolo y tendrá que visitar al siempre difícil Torino para acabar la liga recibiendo a la Sampdoria y viajando a Crotone. Un camino más asequible que el de la Juve, que tras verse con cuatro puntos y media serie A en el bolsillo, se complicó la vida en el último minuto de ayer y ve peligrar su séptimo scudetto consecutivo. Mucha emoción para un campeonato que este año ha reverdecido de nuevo y está recuperando poco a poco el buen nivel que tenía en la década de los 90 y el 2000.

Derbi de Manchester para decidir la Premier

Este fin de semana no es un fin de semana cualquiera en Manchester. Es fin de semana de derbi entre City y United con el título de la Premier como fondo. El City intentará seguir su racha triunfal en la Premier donde sólo han cedido un empate en todo lo que llevan de competición, y el United, que es el único equipo que aguanta su ritmo en la competición doméstica. El morbo lo pondrán como siempre Guardiola y Mourinho desde los banquillos para dar aliciente a todo un partidazo.

El City sabe que de ganar este partido habrá dado un paso muy grando en la conquista de la Premier sin que se haya disputado una vuelta entera del campeonato. Su inicio fulgurante y su fútbol vertical están siendo la sensación de la Premier, y parece que por fin son un rival serio y sólido a tener en cuenta, y no un equipo de arrebato e individualidades. Guardiola ha conformado un gran equipo que es el máximo goleador de la Premier y el menos goleado. Ha sabido construir un equipo compensado que sabe a qué juega y en el que los dueños son De Bruyne y Silva que están a su mejor nivel a estas alturas.

El United por su parte está recuperando la solidez de antaño, aunque todavía los planteamientos de Mourinho en los partidos importantes, especialmente fuera de casa, dejan mucho que desear. Así los esquemas planteados ante Chelsea o Liverpool en los que el equipo salió simplemente a no encajar no dieron el resultado esperado. Se espera mucho del United en este derbi y más teniendo en cuenta que na derrota alejaría sobremanera la Premier a su equipo y se la dejaría en bandeja de plata a su eterno rival.

Una Final en el caos

El Barcelona vive en un caos antes de la decisiva Final de Copa. Las noticias sobre Sandro Rosel, su temporada en liga y Champions, los rumores de salidas y llegadas hacen que se viva un ambiente enrarecido. Las bajas además para el partido no ayudan a mejorar el ambiente ya que tanto Luis Suárez como Sergi Roberto no podrán jugar la Final en el Calderón, dejando un quebradero de cabeza a Luis Enrique que está sin lateral derecho natural para esta Final.

Eso lo quiere aprovechar además el Alavés, que llega sin nada que perder y con mucha ilusión por alzarse con su primer título y poder acceder así a jugar en Europa. Pellegrino planteará un partido rocoso donde el Alavés domine el centro del campo y se repita la sorpresa de este año en el Camp Nou donde ya se llevó una victoria ante el Barcelona por 1-2.

En el Barcelona se encomiendan al de siempre, Messi, para poder llevarse su tercera Copa del Rey consecutiva. Ya son los máximo conquistadores de este premio con 28 pero quieren seguir haciendo historia en un estadio donde ya se proclamaron campeones también el año pasado. Es la última oportunidad de acabar el año conquistando un título y no quedarse en blanco, algo que sería trágico teniendo en cuenta el nivel de esta plantilla y los jugadores con los que cuenta.

Un Aplazamiento decisivo

Esta noche en Balaídos se disputa el partido fundamental por el título de liga. El Celta de Vigo ya no tiene opciones de nada en la liga, pero tras el aplazamiento por problemas meteorológicos, se ha ido retrasando un encuentro que ha ido adquiriendo poco a poco tintes de final. Ya el Celta eliminó a los de Zidane de la Copa del Rey, por lo que el conjunto blanco no debería subestimar a un equipo que abandonó hace unas jornadas la pelea en la liga apostando todo por la Europa League, pero que ahora ya sin competición europea y habiendo reservado a muchos titulares en liga llegan a este partido sin nada que perder y con la opción de dejar a todo un Real Madrid sin liga si son capaces de derrotarles.

Desde Barcelona se seguirá atentamente este partido, ya que una derrota blanca dejaría a los de Luis Enrique depender de sí mismo en la última jornada. El Madrid de todas maneras no ha dado muestras de debilidad desde que el Barcelona le ganó en su estadio y le empató a puntos. Desde entonces, y jugando casi siempre con el equipo suplente ha sido capaz de vencer por goleada en todos los encuentros y con unas sensaciones de poder haber goleado incluso por más. Es cierto que salvo el Sevilla en la última jornada, no había rivales de entidad, pero aún así el equipo blanco solventó con mucha suficiencia todos los envites.

El Alcalde y presidente del Celta están metiendo además más leña al fuego del partido, con mensajes en contra del Madrid y de la gestión del aplazamiento, con lo que el partido se convertirá en una batalla en la que si el Madrid quiere llevarse los tres puntos deberá sufrir y emplearse a fondo. La amarilla que recibió Nacho y que le deja sin jugar puede ser un handicap, ya que el Madrid ha pedido la cautelar, pero en principio el canterano no podrá estar en este partido. Que el Madrid acuda a pedir la cautelar habla de la importancia y de la tensión de un partido que cuando se aplazó ni por asomo se podía imaginar que fuese a ser tan fundamental para el título liguero.

El Feyenoord se complica

El fin de semana se disputó el duelo que podría decidir la Eredivisie de este año. El líder Feyenoord visitaba el siempre difícil Ámsterdam Arena, para intentar poner nueve puntos de diferencia sobre los ajacied. Pero lejos de producirse eso, los de Rotterdam se llevaron un severo correctivo no tanto en el resultado que acabó 2 a 1 como en fútbol donde este Ajax con otra nueva gran generación de futbolistas (otra más y ya van…) barrió del mapa al líder para ponerse a tres puntos para las seis jornadas de campeonato que restan.

Los de Van Bronckhost llegaban con mano firme en el campeonato, campeonato por cierto que no ganan desde 1999, y con el subidón de haber superado hace escasas jornadas al PSV. Pero este Ajax es muy fiel a su estilo y con su nueva camada de jóvenes liderados por la perla Justin Kluivert, el hijo de Patrick sí, dieron un auténtico espectáculo, tanto que para el minuto 1 ya iban por delante en el trascendental duelo.

Pese a este resultado el Feyenoord sigue siendo máximo favorito a llevarse el trofeo. Han mostrado una gran solidez a lo largo de todo el año y no es momento de tambalearse, además cuentan con veteranos como Kuyt que tienen experiencia de sobra para que este resultado, que se podía dar, no afecte al buen ritmo del equipo. En Rotterdam están entusiasmados con esta gran temporada del equipo y sólo esperan que les queden fuerzas para estos seis últimos partidos.

Anfield decide

Este sábado se va a disputar un partidazo por todo lo alto en la Premier League. Segundo contra tercero, o lo que es lo mismo, Liverpool contra Manchester City. Anfield acogerá el partidazo entre dos equipos aspirantes a ganar la liga y que decidirá quién queda como perseguidor de un Chelsea que hace tiempo que metió la directa (11 partidos consecutivos ganando y sin intención de parar). Un City que últimamente vive más de resultados que de juego visita a un Liverpool que mandaba con mano firme en la clasificación hasta la lesión de Coutinho, y que tras dos partidos de desconcierto a vuelto a ser ese equipo fiable y goleador que es precioso de ver.

Klopp y Guardiola se respetan muchísimo mutuamente además de conocerse de sus enfrentamientos en la Bundesliga. Klopp no ha parado de alabar a Guardiola esta semana y el de Santpedor estuvo espiando al Liverpool en su última victoria ante el Stoke, lo que dice mucho del respeto que tiene por el técnico germano, y denota la importancia que da a este partido crucial que puede dejar casi sin opciones de título a uno de los dos contendientes.

Lástima que no pueda disputar el partido el mejor jugador de la Premier, Philippe Coutinho, pero al menos ya ha comenzado a volver a tocar balón y su regreso está cerca, algo que alivia tras ver las imágenes de su lesión y temer lo peor para el jovencísimo extremo. Aún así Klopp ha sacado este año la mejor versión de Lallana y la movilidad y polivalencia de Firmino y el gran rendimiento de Millner como lateral hacen del Liverpool algo más que un rival incómodo, y más jugando en Anfield, donde se ha convertido el equipo en una auténtica trituradora. Será bonito ver la primera visita de Guardiola al templo red y ver si es capaz de salir vivo y con opciones de título.

Un Madrid en cuadro

Zidane ha dado la lista de convocados para viajar a Noruega con motivo del partido de Supercopa que medirá al Madrid ante el Sevilla y las sorpresas han sido grandes. Ante las bajas ya sabidas de Cristiano, Pepe y Keylor, el francés se deja en casa a Bale y Kroos, dos piezas fundamentales para el equipo. Es cierto que el galés ha llegado hace pocos días pero sus primeros entrenamientos daban presagios de que estaba bien físicamente y que llegaba en buena forma de las vacaciones. El caso del alemán ha sido incluso más sorprendente, ya que si que ha estado completando ya entrenamientos completos con el grupo pese a no haber ido a la gira de Canadá.

Con esto Isco y Morata adquieren papeles protagonistas para el partido, el primero además debe demostrar que está enchufado desde el principio ya que están comenzando a circular rumores de que está en el mercado si llega una buena oferta debido al overbooking de centrocampistas en la plantilla blanca. El caso de Morata es diferente, el Madrid le recompró pensando en una futura venta a la liga inglesa, pero las lesión de Ronaldo, unido a la tardía incorporación de Bale le brindan una buena oportunidad y minutos en este primer torneo del campeonato, aunque si lo que busca son minutos está claro que cuando la plantilla vuelva a estar sana sus minutos serán los de la Copa del Rey y revulsivo en partidos atascados.

No creo que a los dos jugones les haya sentado bien la decisión de ni siquiera viajar de Zidane, pero está claro que al galo le gusta tener todo controlado y sus decisiones por controvertidas que sean se han de respetar, esa fue la clave que le llevó a conquistar la undécima champions en su primera media temporada, y ahora va a por la liga también.